Political prisoners in Cuba

Mensaje de Paz para una Cuba Libre y Democratica

Mensaje de Paz para una Cuba Libre y Democrática
2006-12-18
Aini Martín Valero, Cuba-Verdad

Los cubanos tenemos que encontrar el camino para alcanzar la paz, será
largo, tendremos que atravesar durante muchos años altos collados y
arenales ardientes; habrá espejismos que nos indicaran la proximidad de
fáciles y anhelados oasis inexistentes.
Tendremos que esquivar ilusiones, engaños y luchar contra ásperas
realidades; sin mas compañía que la dicha de zafarnos del
socio-comunismo que se expande con furia en toda América Latina y que
tanto mas dejara en todos sus pueblos; desde luego que no estamos
dispuestos a vivir, durante un periodo de varias generaciones, presa del
pavor y pendientes de un cabello, en oscilación pendular, entre la vida
y la muerte.

Hemos de buscar como nunca lo hemos hecho el camino de la paz; hay
muchos caminos falsos: como el del Castrismo, pero tenemos que ser
capaces de encontrar por fin el verdadero.

Uno de esos caminos falsos, espejismos muy atrayentes tiene su punto de
partida en la esperanza de un cambio radical y fácil después de la
confirmación de la muerte del dictador Castro y la toma del poder por su
hermano, mas sanguinario, sicario, introvertido e inhumano.

¿Será un espejismo el fin del socio-comunismo en América Latina?

Los hechos atestiguan que si, el fin del Castrismo no precederá a la
paz, vendrá después que haya paz; nosotros diríamos que siempre
estaremos en estado de guerra latente, aun los países del mundo libre,
se hallan virtual y continuamente envueltos en conflictos económicos, en
recriminaciones políticas en recelos encubiertos o francos.

Continuamos por consiguiente pensando en la paz sin Castro en el poder,
como en una no beligerancia pensamos en la paz en sentido negativo; no
intentamos en verdad convertirla en algo positivo, ni hacer que produzca
tal armonía y tal felicidad que nos mueva a trabajar con mayor ahínco
por conservarla, por merecerla y por ganarla.

No nos agrada trabajar, sudar y sacrificarnos por la paz, preferimos
esperar, por que no las propicien los hermanos del exilio. En el mejor
de los casos preferimos esperar a que nos llegue como un don del cielo,
recordemos el mensaje de los Ángeles sobre Belén –Gloria a Dios en las
altura; Paz en la tierra a los hombres de buena voluntad- no es solo
Dios sino también los hombres quienes han de demostrar buena voluntad.

No es inadmisible, sino que es necesario que cada cubano haga por
blandir la espada de la carne al mismo tiempo que la del espíritu; así
el cubano tendrá a la vez valor físico y valor moral para luchar contra
el régimen de Castro por una paz verdadera y autentica; por que la paz y
la seguridad de nuestros hijos no les corresponde a nadie mas que a
nosotros mismos, a cada uno de todos los hijos de este pueblo.

Esto no es solo de quienes nos ayudan y apoyan desde el exilio, como
tampoco lo es solo de quienes están en prisión que pese al maltrato,
agresión, persecución y condiciones infrahumanas en que viven, no dejan
de aportar su humilde pero valerosa batalla, como no lo es tampoco de
los hombres mas íntegros que hemos conocido y que fueron conocidos como
hombres carente de malicia, seres humanos que solo llevan a cabo el sano
ejercicio de escribir, reflexionar y opinar con respeto a un
mejoramiento en el devenir por Cuba; son ellos el grupo de los 75;
periodistas, intelectuales, bibliotecarios independientes.

La libertad, la paz nos corresponde a todos, luchar por alcanzarla y
conservarla. No hay dudas que solo necesitamos la unión y la fortaleza
para aferrarnos a nuestra lucha, debemos hacer una peregrinación hacia
la UNIDAD, así podremos lograr la certidumbre de la libertad y con ella
la de la paz.

No hay dudas que somos capaces de conquistar algunos intervalos de paz,
pero lo que necesitamos es una paz permanente sin que nos prohíban salir
de Cuba cuando queramos, sin que te digan cuanto debes desayunar o comer
, o cual es la carrera que deben de estudiar nuestros hijos, sin que te
cuestione la verdad por dura o difícil que esta sea , sin que nuestros
escritores y periodistas se deban a escribir y decir lo que le sea solo
del interés del Gobierno totalitario, es esta de la libertad y la paz a
la que nos referimos no a otra.

Sigamos la luz de aquellos que ya no están la de José Martí, Félix
Varela, Wilian A. Morean y muchos otros. Los peligros que nos amenazan
en el camino serán entonces más fáciles de contrarrestar y de vencer.
Tiene que haber un concepto ultimo que nos llama y congregue, podremos
llamarlo Fraternidad, Unidad, obedeciendo a un solo delito Discrepar,
Discrepar… es derecho humanos irrenunciable para la democracia, desde
siempre arrastra al legado moral de defender este basamento de manera
irreversible; lo contrario de esto se llama claudicación.

El derecho a discrepar es la división brindada mas temida por el
régimen. Como dijo Jesucristo “sigan pidiendo, y se les darán; sigan
buscando, y hallaran; sigan tocando, y se les abrirá”.

http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=8184

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
December 2006
M T W T F S S
« Nov   Jan »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives