Warning: Parameter 2 to SyndicationDataQueries::posts_search() expected to be a reference, value given in /home/www/cubapresospoliticos.impela.net/wp-includes/class-wp-hook.php on line 298

Warning: Parameter 2 to SyndicationDataQueries::posts_where() expected to be a reference, value given in /home/www/cubapresospoliticos.impela.net/wp-includes/class-wp-hook.php on line 298

Warning: Parameter 2 to SyndicationDataQueries::posts_fields() expected to be a reference, value given in /home/www/cubapresospoliticos.impela.net/wp-includes/class-wp-hook.php on line 298

Warning: Parameter 2 to SyndicationDataQueries::posts_request() expected to be a reference, value given in /home/www/cubapresospoliticos.impela.net/wp-includes/class-wp-hook.php on line 298
Inmovilismo: signo vital de las dictaduras | Presos políticos en Cuba
Warning: A non-numeric value encountered in /home/www/cubapresospoliticos.impela.net/wp-content/plugins/eu-cookie-law/class-frontend.php on line 122
Political prisoners in Cuba

Inmovilismo: signo vital de las dictaduras

20 de marzo de 2008

Inmovilismo: signo vital de las dictaduras

Jorge Olivera Castillo, Sindical Press

LA HABANA, Cuba, marzo (www.cubanet.org) – El cambio era una fina
película de pintura que, finalmente, dejó al descubierto las asperezas
del inmovilismo. Fue un decorado hecho con viejas retóricas y
diluyentes que no pasan mínimas pruebas de calidad.

Se ve al raulismo nítido y exuberante. La apertura, los anuncios de
modestas liberalizaciones, el descongestionamiento de las atmósferas
opresivas, las presuntas acciones para ampliar los márgenes de
tolerancia. Todo es una utopía que se derrite a la velocidad de las
contradicciones.

Se firman dos pactos internacionales de Derechos Humanos y pocos días
después aporrean a varios opositores por entregar a los transeúntes
plegables con el articulado de la Declaración Universal de esos derechos.

Desde las tribunas se insta al debate, sin cortapisas, y empiezan a
surgir víctimas a causa de su espíritu crítico volcado en reuniones u
otros cónclaves en que se desborda el nivel de las quejas, se exigen
soluciones y se condena la manía de sepultar los planteamientos bajo el
manto de las promesas.

El burocratismo, los sobornos, la corrupción, encabezan las letanías
oficiales que trazan estrategias para su eliminación. Sin embargo, la
pachanga mantiene el mismo ritmo con torrentes de indisciplinas y el
descontrol en su mejor momento.

Parece que el movimiento es hacia delante, pero todo es parte de una
ilusión óptica. La dictadura apenas de mueve de lugar. Permanece
estática y con disimulo retrocede.

No hay que sumirse en profundos análisis para advertir esta realidad. Me
basta pasar revista por las más de 200 cárceles y campos de trabajo y
ver a las decenas de prisioneros de conciencia bañados de sombras y
tensiones.

Con el tiro visual alcanzo a Ricardo González, un hombre que escribía
artículos con decencia y objetividad, ahora en la prisión del Combinado
del Este prácticamente crucificado con una condena de 20 años por
arrojar sus puntos de vista críticos sobre el papel y enviarlos a
recorrer el mundo sin las tachaduras de los censores.

En la noche veo a Héctor Maseda en su litera pensando en el texto de la
próxima carta a su esposa Laura, y en los párrafos de algún libro que
logra estructurar en medio del zumbido de los mosquitos y los calores
que dejan en su piel unas marcas imborrables. Está en la cárcel de
Ag?ica, a merced de unos carceleros que lo miran con un odio zoológico.

En Canaleta Adolfo Fernández Saínz repasa los recuerdos de aquellos
tiempos en que se desempeñaba como comunicador independiente, y el día
del juicio sumarísimo donde el tribunal lo condenó a 15 de años de
privación de libertad por su insistente costumbre de decir las cosas sin
los adornos de la complacencia y la doble moral.

Mirando al infinito por una ventana está Ángel Moya. Tiene la marca de
los barrotes en el rostro. En su memoria se alterna la imagen del
terruño, la familia y el día en que saldrá del amodorramiento la
justicia. Mientras, resiste confiado y paciente.

Nelson Aguiar, con la salud quebrantada, tiene aún fuerzas para no
claudicar; sabe que es inocente y que puede morir en un encierro de
endebles fundamentos morales. Es otro preso de conciencia enfrascado
entre los percances del cuerpo y una tenaz fortaleza de espíritu.

En una celda de la prisión El Guayabo, Fabio Prieto se niega a
capitular. Sus pulmones con enfisema y otros padecimientos, estimulados
por el ambiente de catacumbas, quieren derrotarlo, pero sus verdugos no
saben que cuenta con reservas inextinguibles de valor y perseverancia en
sus ideales de libertad.

Bien lejos, a más de 900 kilómetros de su hogar, acabo de descubrir a
Víctor Rolando Arroyo frente a la puerta de hierro de la celda que
comparte con prisioneros comunes. Es un huésped involuntario de la
Prisión Provincial de Holguín hacia donde lo trasladaron después de
protagonizar una huelga de hambre en la cárcel de Guantánamo.

Repartió juguetes sin autorización. Escribía artículos basado en hechos
insólitos y arbitrariedades de cualquier tipo ocurridas en la provincia
de Pinar del Río y sus alrededores. Se buscó con su actitud 25 años tras
las rejas. Un signo de la tortura blanda. Un detalle revelador del abuso
en sus más rancias modalidades.

Iván Hernández Carrillo asustó a las huestes totalitarias con un
bolígrafo, un cartapacio de hojas blancas y unos pensamientos ajenos al
perfil informativo que se ordena desde las cumbres. La fiscalía lo halló
culpable. Lo tratan como un criminal por asaltar la verdad y
aprisionarla en unas crónicas que no envejecen. Encarcelado, pero reacio
a bajarse de su dignidad. Desde allí enfila su voz de denuncia y su fe
en la democracia.

El 5 y medio. Así nombran la prisión donde tienen a un campesino que
sembraba frijoles y viandas, también semillas de buen ánimo y otros
sentimientos que le han servido para enfrentar el encierro. Confió desde
los inicios en la lucha pacífica para obtener pleno acceso a todos los
derechos humanos. Diosdado González Marrero canta una décima para
endulzar el sufrimiento. No se lamenta, vive recostado a la esperanza y
trazando planes para cuando regrese al hogar con la sonrisa de los
vencedores.

Omar Ruiz lee la Biblia. Cursa una oración al cielo que rompe las
penumbras de otra noche empotrado en esos universos donde imperan los
suicidios, las peleas a muerte y las golpizas de los carceleros. Hace
pocas horas que comió el bodrio de turno.

Dentro del evangelio encuentra refugio y aliento para potabilizar su
condena a 18 años de cárcel por practicar el periodismo fuera de la
jaula del compromiso ideológico. Lucha contra las enfermedades y el
rencor de sus adversarios. Está ahí enjuto y atormentado, pero decidido
a defender su honor de hombre libre.

En mi periplo diviso al resto de los 55 presos de los sucesos conocidos
internacionalmente como Primavera Negra de Cuba. Hoy puedo mirar esas
geografías a distancia y servir de guía en un recorrido con suficiente
contenido para alcanzar, sin esfuerzos, las orillas del espanto.

Estuve allí casi 21 meses. Casi nada comparado con los 5 años que se
cumplen de aquel arresto masivo que sirvió de escalón para un avalancha
de condenas desproporcionadas. Podría ofrecer testimonios de otros reos
de la causa de los 75 y de toda la tragedia del presidio político que
afecta a más de 200 personas.

Conozco al dedillo el contexto. De todas formas creo que es conveniente
detener este viaje virtual por el dolor. No quiero más lágrimas que las
necesarias. Lo que si demando, a raudales, es solidaridad con los
protagonistas de esta causa noble y necesaria.

La de todos los cubanos deseosos de vivir en su país sin los nudos de la
intolerancia, ni los aires densos de la unanimidad.

http://www.cubanet.org/CNews/y08/mar08/20cronica1.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
March 2008
M T W T F S S
« Feb   Apr »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Recent Posts

Warning: Parameter 2 to SyndicationDataQueries::posts_search() expected to be a reference, value given in /home/www/cubapresospoliticos.impela.net/wp-includes/class-wp-hook.php on line 298

Warning: Parameter 2 to SyndicationDataQueries::posts_where() expected to be a reference, value given in /home/www/cubapresospoliticos.impela.net/wp-includes/class-wp-hook.php on line 298

Warning: Parameter 2 to SyndicationDataQueries::posts_fields() expected to be a reference, value given in /home/www/cubapresospoliticos.impela.net/wp-includes/class-wp-hook.php on line 298

Warning: Parameter 2 to SyndicationDataQueries::posts_request() expected to be a reference, value given in /home/www/cubapresospoliticos.impela.net/wp-includes/class-wp-hook.php on line 298
Archives